SUBSIDIOS EN EL TRANSPORTE Y EL DOBLE DISCURSO MACRISTA

0
26

Guillermo Dietrich decía a mediados del 2016 que todos los países desarrollados del mundo subsidian al transporte (es verdad), entre otros factores para descomprimir el tráfico vial y defender al ambiente. Es decir que en ese entonces el ministro de Transporte defendía la utilización de los subsidios en su área.

En setiembre del año pasado Macri y Dietrich deciden dejar de subsidiar al transporte para bajar el déficit fiscal y trasladan esa responsabilidad-no los fondos- a las cajas provinciales. ¿Cuánto se ahorraba la Nación con esa transferencia? 60 mil millones de pesos anuales.

A su vez en el Chaco el gobierno destina actualmente casi 85 millones de pesos mensuales al subsidio del transporte.

En contrapartida suben los intereses de la deuda. En el Presupuesto Nacional 2019 se fijó el pago de 600 mil millones de pesos. La prioridad es muy clara: dejar subsidios al transporte (o a la energía) para pagar los intereses de la deuda, que son anualmente diez veces más de lo que se trasladaba en subsidiar al transporte.

Según José Barbero (chequeado.com el 13/01/2016) decano del Instituto del Transporte de la Universidad Nacional de San Martín, el subsidio a los costos que tienen las empresas para operar “ha llegado a niveles muy elevados, del orden del 90%-esto esencialmente durante el gobierno de CFK-. Ello implica no sólo un alto costo fiscal, sino también una alteración en los incentivos de las empresas prestatarias, porque sus ingresos dejan de depender de la calidad de servicio que brinden”. En la actualidad, el subsidio a los costos del transporte abarca un 60 % del total. Entre un 10 y un 20 % más que el promedio mundial, según un estudio de la Autoridad del Transporte Metropolitana (ATM) de la ciudad de Barcelona.

¿Cómo se sale? Un estudio del Banco Mundial concluye que los subsidios a la oferta, es decir, los que van a las empresas de transporte, tienen efectos neutrales o regresivos, mientras que los subsidios a la demanda (directos a los usuarios, como el descuento para jubilados) funcionan mejor. O sea, el Banco Mundial recomienda subsidiar a los usuarios y no a los empresarios del transporte.

Mientras tanto vale una pregunta: ¿Y la inversión empresarial? La respuesta sale rápida en modo Macri: esa te la debo.

Roberto Espinoza – Licenciado en Periodismo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here