El titular de la Legislatura valoró la realización de la Mesa Algodonera Nacional, que se desarrolló este lunes en la capital chaqueña: “Es un reconocimiento a la provincia que, tras un lustro de obstáculos, con mucho esfuerzo, planificación e inversiones, recuperó el liderazgo en el país”.

 
“En 2016 habíamos tocado fondo. Siempre habíamos defendido el cultivo del algodón como emblema chaqueño y primer eslabón de la industria textil, pero la apertura indiscriminada de las importaciones, el daño ocasionado por el picudo algodonero y la destrucción del consumo interno fueron implacables. Tuvimos una pésima cosecha, bajísimos niveles de desmote y hasta el cierre de la planta de TN&Platex en Puerto Tirol”, recordó el presidente del Poder Legislativo, Hugo Sager.

 
En su repaso, amplió: “En ese momento nos pusimos a trabajar desde la Legislatura, junto al Ministerio de Producción y la Subsecretaría del Algodón para convocar a todos los sectores involucrados en la cadena de valor del algodón y sacar el cultivo a flote: estaban todas las instituciones, las universidades, las entidades empresariales y los gremios”.


 
Por aquellos años, hubo un pedido unánime al Gobierno nacional del expresidente Mauricio Macri de priorizar al algodón como materia prima base de la industria textil, y replantear las reglas de juego impuestas por esa gestión.

 
“Un año después, desde la Legislatura, ya estábamos trabajando en el Foro Provincial Algodonero, convocando a todos los sectores para septiembre con el aval de todos los bloques parlamentarios”, mencionó el diputado. En esa oportunidad, además de analizar la parálisis económica y la competencia con productos importados, “se puso sobre la mesa un debate de fondo: si privilegiar al algodón como cultivo emblemático o permitir que la superficie sembrada siguiera siendo ganada por el girasol o la soja. Nadie iba a defender lo nuestro si no lo hacíamos nosotros”, resaltó.

 
A fines de octubre del mismo año, la provincia fue sede del Congreso Internacional del Algodón, en la ciudad de Sáenz Peña, que ya no era “la Capital Nacional del Algodón”. “El proceso de revitalización de la cultura del algodón estaba en marcha, pero, aunque habíamos obtenido mejores rindes, todavía teníamos números rojos y estábamos lejos de recuperar los niveles de los mejores años. Se necesitaba trabajar en la incorporación de mayor tecnología y de reglas claras también para hilanderías y toda la cadena textil”, sostuvo Sager.

 

Facebook Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here