El Ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo adelantó que avanzará en la modificación del esquema de planes sociales para que sus beneficiarios contrapresten servicios en cinco rubros laborales diferentes. Aclaró que no será obligatorio, por lo que recibirán un pago extra mensual que representara el valor de una salario mínimo, vital y móvil.

El programa “pintando escuelas” es la prueba piloto, en la que los beneficiarios de planes sociales arreglan edificios escolares bajo un convenio entre nación y provincias. El mismo establece que los trabajadores se capaciten con UOCRA y una vez finalizada la obra, cobren un sueldo similar a un salario mínimo que se traduce en 16.875 pesos.

Se calculan en 400.000 personas de todo el país que están en condiciones de participar de éstos programas, que además le da la posibilidad de capacitarse para luego conseguir empleo en el sector privado.

Desde la cartera de Desarrollo Social aclararon que la iniciativa “no sera obligatoria ni una condición excluyente para que los beneficiarios puedan cobrar un plan social. “No es una contraprestación para recibir un plan”, insistieron.

La intención del gobierno nacional es que, a partir de la iniciativa, los trabajadores tengan como opción trabajar en cinco rubros como construcción de viviendas, veredas, cunetas, infraestructura básica, producción de alimentos, industria textual, economía del cuidado (cuidado de personas) y reciclado.

 

Facebook Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here