Cuando parecía que el coronavirus los acercaba para trabajar en conjunto, la cuestión política y financiera los volvió a distanciar. El intendente asegura que recibirá sólo 17 millones de los 70 millones de pesos que le corresponden por coparticipación.

 

Las diferencias entre Gustavo y Coqui datan de, por lo menos, dos décadas atrás. Con muchas “idas y venidas”, para ser concretos, con más idas que venidas. La grieta se profundizó en los últimos años, con Gustavo como pilar importante dentro de la gobernación de Peppo y Coqui como intendente.  Se recrudeció aún más cuando Martínez lanzó su candidatura como Intendente de Resistencia y Capitanich no sólo no lo acompaño, sino que además le puso otro candidato, Diego Arévalo.

Hace unas semanas tuvieron una reunión privada, donde acercaron posiciones y se comprometieron en trabajar en conjunto sobre varios ámbitos, uno de ellos, la prevención del COVID19. Sin embargo, ayer Gustavo Martínez, expresó nuevamente su malestar al tomar conocimiento de que, de los 70 millones de pesos de coparticipación que vienen de Nación, la Provincia le retendrá 52.5 millones de pesos. Es decir que sólo le enviará 17.7 millones de pesos.

Desde el Municipio aseguran que el gobernador Jorge Capitanich está al tanto de que el Municipio tiene que pagar 75 millones de sueldo, y que para ello depende del dinero que le corresponde por coparticipación.

“De la coparticipación que en bruto son $ 70.171.428,80 a la Municipalidad de Resistencia le retienen $ 10.000.000 del anticipo que les dieron de $ 30.000.000 y $ 42.447.402,01 en un rubro que figura como InSSSeP”, aseguran. El Intendente había solicitado que se postergue el descuento por este último ítem hasta que mejore la situación financiera del Municipio pero al parecer su pedido no tuvo eco.

Facebook Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here