El Ministerio de Seguridad y Justicia instaló la primera barrera sanitaria en la comisaría décima, ubicada en Villa Chica, lo que se irá replicando en las demás dependencias de la Policía del Chaco en el Gran Resistencia.

 

Se trata de una cabina que funciona con aspersores que rocían desinfectante y que se activa al ubicarse en ella. Para pasar por la barrera, la persona primero se debe tomar la temperatura. Al finalizar se debe higienizar las manos. El dispositivo en principio será utilizado para el personal policial, y luego para atención al público.

 

 

Estas medidas son montadas para prevenir la propagación del Covid-19 y frenar la reproducción del mosquito que transmite el dengue. Así se suman a los protocolos de cuidados de bioseguridad implementados en la fuerza.

 

 

El Jefe de Policía, Fernando Romero, acompañado del subjefe policial Ángel Domínguez, y de la directora del CEAC, Mariela Aguirre, fiscalizaron la instalación que funcionará en el ingreso de la comisaría.

Facebook Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here