La resolución judicial, que marca un precedente para el resto del país, la tomó justicia laboral de la Ciudad de Buenos Aires. En la misma, ordena a la empresa Pedidos YA a reincorporar en un plazo de cinco días a un repartidor “monotributista” despedido reconociendo una relación laboral encubierta.

Foto: La izquierda diario

El fallo, adoptado por el Juzgado Nacional de 1ra. Instancia del Trabajo N° 60 de la Capital Federal, sienta un nuevo precedente en la actividad en materia de protección de los derechos de los trabajadores.

Según el portal mundogremial.com, Gonzalo Agustín Ariel Sperk se desempeñaba como mensajero repartidor desde marzo de 2020 bajo la modalidad “monotributo”. El 14 de julio pasado se le negó, a través de la aplicación, el ingreso a su cuenta. Esa “negativa de tareas” motivó la denuncia del trabajador. La resolución judicial, que se conoció el pasado 6 de noviembre, determinó su reincorporación y el pago de salarios caídos.

El repartidor contó con el respaldo legal de Asociación Sindical de Motociclistas, Mensajeros y Servicios (ASiMM) que conduce Marcelo Pariente, que a través de su abogado Dr. Juan Manuel Loimil, logró una fallo que consolida la jurisprudencia en el sector.

En la causa queda expuesto el accionar fraudulento de Pedidos YA, al haber encubierto la relación laboral bajo una locación de servicios“, señaló Maximiliano Arranz, secretario adjunto de ASiMM.

El juzgado también tuvo en cuenta la prohibición de los despidos conforme los DNU 329/2020 y 487/20 del gobierno nacional en el marco de la pandemia.

El fallo se suma al que el sindicato habíamos logrado en julio pasado cuando la misma firma había cesanteado a otro trabajador. Se va sentando una sólida jurisprudencia que protege a los trabajadores del sector”, celebró Arranz.

Ahora, el juzgado resolvió hacer lugar a la medida cautelar de reinstalación al puesto laboral, con el pago de los salarios devengados desde el mes de julio de 2020 hasta la efectivización de la medida, para lo cual se otorga un plazo de cinco días.

“Cuando el trabajador no es reconocido como tal y se pone en duda la relación laboral, se le da la posibilidad a las transnacionales de precarizar, explotar, y descartar a los compañeros como si estuviéramos en el siglo XIX . Por suerte tenemos la ley de contrato de trabajo, y a la justicia laboral y los sindicatos“, añadió el adjunto de la ASiMM, organización con personería gremial para agrupar a los trabajadores que realizan sus tareas laborales utilizando como herramienta de trabajo una moto, triciclo, ciclomotor, cuatriciclo, bicicleta y/o todo vehículo de dos ruedas.

Fuente: Mundogremial.com

Facebook Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here