La Pandemia del coronavirus ha generado un impacto muy negativo en la economía de nuestro país. Muchos comercios han tenido que cerrar sus puertas obligados por la cuarentena obligatoria y ante las nuevas flexibilizaciones, muchos debieron bajar sus persianas definitivamente al no poder sostener gastos de alquiler, salarios e impuestos. Uno de los rubros más perjudicados es el de los salones de fiestas infantiles o peloteros. Es por eso que desde el sector piden los dejen volver a trabajar tras “8 meses de paciencia”.

Dueños de peloteros y/o salones infantiles de Resistencia aseguran que cuentan con un protocolo aprobado por el Ministerio de Salud y que no pueden sostenerse más sin trabajar. Por ello, comenzaron una campaña a efectos de ser oídos y tenidos en cuenta para que se les permita abrir los locales «tras 8 meses sin poder hacerlo».

Para comprender la situación, los empresarios del sector contaron que la mitad de los emprendimientos de este tipo cerraron en Resistencia, y muchos otros están próximo a hacerlo si no obtienen el permiso para volver a abrir.

Desde el sector aseguran que a principios de octubre mantuvieron una reunión virtual con el gobernador Capitanich, quien autorizó la reapertura conjuntamente con las guarderías. Sin embargo, todo se frenó por el decreto de vuelta a fase 1 y una vez que ese período de restricción cesó, se aprobó la vuelta pero solo de las guarderías, y no de los peloteros.

Para concluir, los empresarios advirtieron «necesitamos algo en concreto para informar a la gente, ya que no es que ni bien abrimos ya tenemos cumpleaños, sino que empezamos de cero. Tal vez pasen varias semanas hasta que empiecen los festejos».

Facebook Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here