El ex árbitro internacional analizó lo que puede suceder en el superclásico de esta noche donde River y Boca se enfrentarán por el partido de ida de la semifinal de la Copa Libertadores en el estadio Monumental. Además le dedicó un párrafo a su mediático colega identificado con el equipo de Núñez.

“Tuve la suerte de dirigir 7 u 8 superclásicos. Son partidos especiales, son partidos aparte. El país se divide en dos” dijo Giménez quien se retiró del arbitraje en el año 2007. Además sugirió que de estos encuentros no suelen salir partidos buenos “los jugadores tienen una responsabilidad inmensa. Ninguno quiere regalar nada” dijo y aventuró un 0 a 0 o un 1 a 1 como resultado para esta noche”.

El brasileño Raphael Claus será el juez del primer superclásico de las semifinales de este año y para el ex árbitro chaqueño “deberá estar atento para no equivocarse”. “Para acertar tenés que estar muy concentrado, tenés que vivirlo intensamente al partido y más a este tipo de partidos. Ojalá sea un arbitraje con muchos aciertos y pocos errores” deseó en contacto con la prensa local.

Por otra parte, se refirió a su controvertido colega, Pablo Lunati, quien luego de dejar el arbitraje se declaró fanático hincha de River, etiqueta que lo llevó a participar de varios programas deportivos en la pantalla chica. “Es lamentable la actitud de este muchacho” lamentó y recordó “en el ámbito nos conocíamos todos y sabíamos  qué tipo de persona era y como se movía dentro del ámbito”.  Giménez dijo no querer opinar para no darle entidad, aunque luego se comparó “yo no solamente tenía la responsabilidad de dirigir un partido, representaba a mi provincia, representaba a mi país. Representaba por sobre todas las cosas a mi familia. Tenía muchísimas responsabilidades como para cometer algún tipo de error extra futbolísticos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here