La Cámara de Diputados del Chaco aprobó ayer la Ley 3196-G que establece el acompañamiento familiar a los pacientes de Covid19 en situación de últimos días. El proyecto había sido elaborado por especialistas en Infectología, Docencia e Investigación, Cuidados Paliativos y coordinadores de la Unidad Covid-19 del hospital Perrando.

 

Este viernes se desarrolló la décima sesión extraordinaria en la Legislatura Chaqueña, en la misma se aprobaron varias iniciativa, pero la más importante, por lo menos en el ámbito sanitario, fue la que permite a familiares acompañar a pacientes afectados por el coronavierus en estado grave.  “Dimos nuestro apoyo a la Ley 3196-G, que regula el acompañamiento a familiares de personas que están afectadas por COVID-19 e internadas en el ámbito público, y que la valoración clínica hace que se encuentren al final de la vida. Es decir, se trata de humanizar la vida y garantizar la despedida de los familiares en un entorno afectivo de dicha persona”, remarcó el presidente, Hugo Sager.

Por otra parte, la ministra de salud del Chaco, Paola Benítez valoró a los profesionales que elaboraron la propuesta. “Ellos fueron quienes diseñaron un protocolo de acompañamiento familiar a los pacientes en situación de últimos días, en contexto de pandemia por covid19, para que estos tengan la posibilidad de hacer el cierre de sus vidas acompañados, y no en soledad. Hemos aprobado por resolución ministerial dicho protocolo, pero creo oportuno sea respaldado por una Ley”, remarcó.

La legislación, entre otras cosas, plantea que “podrá visitar al paciente solo un familiar o referente afectivo por vez, el tiempo de permanencia en la habitación será variable, según la condición clínica del paciente internado y la necesidad de realizarle intervenciones, las reacciones del acompañante, y otras variables que pudieran surgir. Tendrá un máximo de duración de 2 horas”.

El horario de visitas será  de lunes a domingo de 9 a 11 horas y de 15 a 17 horas.

Se podrán realizar  hasta dos visitas semanales, pudiendo ser diferentes personas, y en distintos momentos. Con la posibilidad de que esto se flexibilice, una vez puesto en marcha el protocolo.

El visitante deberá ser mayor de edad y menor de 60 años y no deberá tener factores de riesgo como hipertensión arterial, obesidad, neumopatías, cardiopatías, diabetes, inmunosupresión, etc.

Facebook Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here